viernes, 19 de abril de 2019

Nada es lo que parece

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose y hoy os traigo este escueto relato, espero que os guste.

Era una tarde oscura, lluvia y viento. No se presagiaba nada bueno. La destrucción se cernía sobre nosotros, una terrible tormenta se acercaba. No había ningún lugar donde refugiarse.
cielo-cubierto


De repente, a lo lejos se vislumbró una montaña y raudamente decidimos acercarnos para intentar encontrar algún refugio. Pasar la tormenta fuese como fuese. Y al llegar allí encontramos una pequeña gruta donde refugiarnos y pasar la tormenta. De repente y mas rápido de lo que hubiésemos imaginado llegó la tormenta. Acompañada de relámpagos, truenos y un pequeño tornado, el cual empezó a arrancar maleza y algún que otro árbol. Destrucción y muerte por doquier, la tormenta había sido realmente fuerte, los arboles arrancados por el tornado yacían esperando su final, si no hubiésemos tenido refugio, hubiéramos estado en mala situación para seguir sanos.

tormenta-tornado


Vista-tras-tornado


Llegó la noche y nos quedamos en la pequeña gruta a la espera del alba. Con ella, llegó la calma, la tormenta había pasado, estaba saliendo el sol y con él se apreciaban las cosas de otra manera, no había ya pesadumbre e inquietud, todo era placidez e incluso alegría. Atrás quedaban los malos recuerdos de la tarde-noche anterior, ya nada se parecía a aquello. Debíamos ponernos en camino, la vida no esperaba y tampoco había motivo para seguir mirando atrás. Y durante el camino, con el calor del sol, justo lo contrario que habíamos vivido la tarde anterior, vida.

Planta-vida

El ver como todo empezaba de nuevo nos calmó el alma y nos trasladó un sabio mensaje. No importa lo que estés pasando, todo al final pasa, la destrucción da paso a la creación, la muerte a la vida, es en esta dualidad donde debemos movernos, una lleva a la otra y la otra a la una. Todo cambia, nada perdura, simplemente vive y disfruta porque nada es eterno. Esto nos enseña a no caer nunca en la desesperación y la ira, porque es como un tornado que te atrapa y no te deja salir, al contrario de esto, simplemente sonreíd, porque esa es una fuerza que todo lo puede y es aparte donde nunca puede residir la ira. Simplemente sonreíd.

Sin mas me despido de todos vosotros hasta la próxima entrada y si os gusta lo que leéis, por favor, compartid y difundid por vuestras redes sociales. Hasta luego!!

2 comentarios:

Bienvenido a
https://www.gabiadegrills.com

Salud cerebral y el deporte

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose...