jueves, 29 de agosto de 2019

Activismo


Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose y hoy hablamos sobre lo que es o lo que representa aquello que conocemos como activismo.

Según la RAE el activismo es la tendencia a comportarse de un modo extremadamente dinámico; el ejercicio del proselitismo y acción social de carácter público; la doctrina según la cual todos los valores están subordinados a las exigencias de la acción y de su eficacia.
Según la Wikipedia el activismo es: el activismo o militancia es la dedicación intensa a alguna línea de acción en la vida pública, ya sea en el campo social, como en lo político, ecológico, religioso u otro. También se entiende por activismo la estimación primordial de la acción, en contraposición al quietismo.


Movimientos activistas los hay de todas las formas y colores como por ejemplo cívicos, sociales, de afiliación, ambientalistas, anticonsumistas, antiglobalización, políticos, ciberactivistas, comunistas, defensores de derechos humanos, defensores de derechos civiles, defensores de derechos de los animales, disidentes, de izquierda política, nacionalistas, .... Los hay innumerables, tantos casi como personas hay en el mundo.


                          
cartel-definicion-activismo



Leyendo a unos cuantos activistas he identificado unos cuatro niveles en los que se basa la acción activista de la mayoría de estos. Paso a detallároslas.

1.     Activista.
¿Qué te motiva? ¿Qué te indigna? ¿Qué te hace saltar del sofá?
Pues es precisamente eso lo que tiene que ir anotando el activista para localizar cuales son los temas que cree en los que pueda aportar. Como se suele decir, toda piedra hace pared, no es que vaya a fijarse grandes metas pero si metas concretas o como diría El Cholo Simeone, partido a partido.
Así es como se consiguen las cosas, Roma no se hizo en 2 días.
Puede unirse a un grupo de personas que tengan metas parecidas a las suyas para colaborar todos juntos a la hora de conseguir esas metas que él considera justas.
En estos grupos habrá actividades varias, como reuniones u otras donde podrá aprender de otros y esos otros de él.
En un caso extremo, si tiene amistades o compañeros de trabajo/instituto/universidad que tengan las mismas inquietudes que él, se puede formar un grupo activista, aunque esto es más difícil de llevar a cabo.
A partir de aquí tiene que implicarse, si quiere ser activista ha de realizar estas acciones a menudo:
a)    Dedicar su tiempo a la causa
b)   Tendrá que implicarse económicamente, bien sea en género o dinerariamente. Los       compromisos se tienen que asumir si quiere ser activista
c)    Hablar con amigos y familiares para hacerles ver su punto de vista.
d)    Tendrá que dar ejemplo. No se puede criticar algo que tú haces también.



2.     Ciberactivista
Es como el activista, lo que sucede es que casi toda su acción se realiza desde las redes sociales. Mantiene informados a sus seguidores y amigos publicando las informaciones que van saliendo sobre la causa que persigue.
El Ciberactivista también hace de guerrilla, entrando en combates dialécticos con otros usuarios que no creen que su causa merezca la pena o directamente estén en contra de su causa.
El Ciberactivista cuando publica e informa sobre su causa siempre apela al sentimentalismo en vez del racionalismo, se ha dado cuenta que el mensaje a los sentimientos entra más rápido que presentando datos y pruebas científicas.
El Ciberactivista tendrá que estar muy al loro de las “fake news” ¿Cómo? Cotejando informaciones, aunque en Internet encontrará el blanco y el negro con toda seguridad.
Éste también realizará lo que se llaman peticiones en línea en portales como change.org o parecidos para conseguir apoyos a la hora de lograr metas concretas. Tendrá que realizar un escrito donde exponga las metas a lograr para que el resto de usuarios de la red puedan apoyarle.
También realizará campañas de crowfunding a través de grupos con fines muy concretos y definidos, ya que habrá que rendir cuentas del dinero recibido, quien dona dinero quiere saber en qué se invierte.
Aparte de todo esto, al igual que el activista, realizará los cuatro puntos que arriba he descrito en su vida diaria, pero pedirá a sus seguidores que también los realicen para conseguir la meta en cuestión. Aunque quede redundante los vuelvo a enumerar:
a)     Dedicar su tiempo a la causa
b)    Tendrá que implicarse económicamente bien sea en género o dinerariamente. Los          compromisos se tienen que asumir si quiere ser activista.
c)     Hablar con amigos y familiares para hacerles ver su punto de vista.
d)     Tendrá que dar ejemplo. No se puede criticar algo que tú haces también.




3.     Activista Informado:
Es el activista que ha querido informarse a fondo de un tema en concreto, se ha puesto en contacto con asociaciones que persiguen el mismo fin que él, para que le faciliten información  y ha consultado en libros y en la red a la hora de llegar al fondo de la meta que persigue.
Suele mantenerse muy alerta a la hora de nuevas noticias que brinden nueva información sobre su causa.
En su afán de estar completamente informado, no duda en apuntarse a cursos, charlas y conferencias, así como hablar con personas afectadas en el tema que se pretende cambiar.
Suelen moverse entre el activismo y el ciberactivismo ya que al poseer mayor cantidad de datos se establecen un poco como líderes del área donde realizan su acción activista.
Hacen y piden a sus seguidores que sigan los cuatro puntos citados anteriormente.



4.     El activista trabajador


Es aquella persona que ha cursado estudios superiores relacionados o muy relacionados con la acción activista que realiza. Aunque no en todos los casos.
Para llegar a ello, lo que suelen hacer es realizar las prácticas en asociaciones que persiguen los mismos fines que él.
Una vez realizadas las prácticas, lo que se suele hacer es entrar en la asociación de forma profesional haciendo valer sus habilidades laborales que ha adquirido cursando sus estudios.
Tanto los que han estudiado, como los que no, suelen aceptar trabajos como conductores, cocineros, carpinteros,… cualquier trabajo que se sepa realizar y que sea útil para la organización activista para la que quieres trabajar.


Esperando que el tema haya sido de vuestro agrado y sin pretender ser muy farragoso, me despido de todos vosotros hasta la próxima entrada y si os gusta lo que leéis, por favor, suscribíos, compartid y difundid por vuestras redes sociales. Hasta luego!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido a
https://www.gabiadegrills.com

Salud cerebral y el deporte

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose...