martes, 10 de septiembre de 2019

La hormiga y la paloma

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose y hoy os traigo esta fábula que como viene siendo habitual, trae moraleja. Estoy seguro que la pillareis y no me tocará explicarla. Un saludo.

Cuenta la historia que en un día muy caluroso y en el transcurrir de un maratoniano día de trabajo, bajo un sol de justicia, una pequeña hormiga tuvo sed.
Nuestra amiga, en su deseo de saciar esa sed que le había producido su arduo trabajo, no dudó en acercarse a un arroyo cercano por donde corría un agua fresca y limpia.
Con lo que no contó nuestra amiga es que el agua, como era normal, bajaba con fuerza y al ir a beber se acercó más de la cuenta y la corriente la arrastró río abajo.


hormiga-cae-río


Viendo que no podía hacer nada por salvar su vida, nuestra amiga se dejó llevar por las aguas, aceptando su cruel destino, pero en contra de lo que ella pensaba, en una rama de un árbol cercano, una paloma que estaba descansando y resguardándose del sol de justicia vio la escena.
Al ver la paloma que nuestra pequeña amiga estaba a punto de perecer, no dudó en echarse a volar para rescatarla. Sucedió en un par de segundos, en un vuelo planeante, la paloma calculó perfectamente todos sus movimientos para agarrar a nuestra amiga, la hormiga y llevarla fuera de las aguas bravas que la arrastraban.


paloma-planeando

Tras esto, nuestra amiga la hormiga, agradeció el acto a la paloma de todas las formas que conocía y le prometió devolverle el favor, ya que los favores se pagan con favores. No sabía exactamente como lo haría, ya que dado su pequeño tamaño más bien dificultaba el poder ayudarla, pero así se lo prometió y estaba firmemente decidida a llevar a cabo su promesa.
Pasaron unas cuantas lunas y los quehaceres de cada una de nuestras amigas siguieron sus diferentes derroteros, la paloma hacia lo que es habitual en ellas y nuestra pequeña amiga la hormiga seguía trabajando en jornadas maratonianas llevando comida y todo lo necesario a su hormiguero.
En uno de estos días cualesquiera, estando la paloma descansando en una de las ramas que tenían los árboles cercanos al hormiguero, se ve que la paloma gustaba de descansar por esos derroteros, fue oteada por un cazador que andaba presto de encontrar presas.
Este no dudó en coger su arma y armarla, iba a disparar a la paloma, todo parecía inevitable pero nuestra pequeña amiga, la hormiga, que estaba al tanto de lo que estaba sucediendo, se dio cuenta de lo que estaba a punto de pasar y corriendo se echó sobre el talón del cazador, propinándole el mordisco más fuerte y grande que nunca había propinado.


hormiga-muerde-cazador


Ante semejante picadura, el cazador sintió un fuerte dolor y al quejarse soltó el arma, la cual se disparó al caer al suelo, por suerte no resultó nadie herido.
La paloma, que no se había dado cuenta, al oír el estruendo del disparo, salió volando, alejándose del lugar y así también salvando su vida.

Creo que la moraleja está clara y no hace falta que la explique y sin más me despido de todos vosotros hasta la próxima entrada y si os gusta lo que leéis, por favor, suscribíos, compartid y difundid por vuestras redes sociales. ¡¡Hasta luego!!

2 comentarios:

Bienvenido a
https://www.gabiadegrills.com

Salud cerebral y el deporte

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jos...