domingo, 15 de septiembre de 2019

Que fue de LekaconK


Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose y hoy quiero hablaros de una historia que viví hace ya un tiempo.
Me voy a dirigir a un día 9 de Octubre de 2015, era ya de noche, cuando estando en casa hubo quien me gritó desde la habitación del ordenador y me dijo lo siguiente: “Se me ha caído un mito.” Ante esto, he de decir que yo soy poco propenso a tener “mitos” ya que considero que todos somos personas y como tales somos todos completamente imperfectos y donde hay virtudes también abundan los defectos, y me pongo yo como primero, alguna virtud y defectos a patadas.
Ante tal afirmación se me abrieron los ojos y espeté un “¿Qué ha pasado?”. Que es a lo que viene la siguiente historia.
Esta historia empezó unos días antes de ese 9 de Octubre y tiene como protagonistas a un diverso grupo que formaba parte de un  chat de Telegram vinculado a un grupo político.
No digo ni que fuesen afiliados al grupo político ni que el grupo político estuviese en contacto con ellos directamente, pero sí que algunos CM se ponían en contacto con ellos para establecer tácticas de grupo para establecer HT específicos en Twitter en días y horas señaladas por algún motivo, así como hacer frente a las guerrillas de otros grupos políticos, o al menos eso contaban algunos de ellos. Yo por suerte o por desgracia, nunca llegué a entrar en ese grupo. Si amigos, Twitter desde hace mucho se ha convertido en un campo de batalla de los diferentes grupos políticos donde intentan imponer sus ideas frente a los otros a base de “Zaskas” y faltas de respeto.
Los protagonistas de esta historia era un grupo bastante heterogéneo que actuaban conjuntamente como ciberactivistas de cierto grupo político.
Me estoy desviando mucho del tema, centrémonos, lo que pasó ese 9 de Octubre fue que se nos hizo llegar a muchos que nos movíamos en esos entornos, que dejásemos de seguir, bloqueásemos y denunciásemos frente a Twitter a la cuenta del llamado Verdadoso Compulsivo.
Como es habitual, mi respuesta y creo que la de cualquier persona con dos dedos de frente fue el preguntar qué era lo que estaba pasando. La respuesta fue clara. El citado, se ve que se dedicaba a hablar en privado con chicas jóvenes que le seguían por Twitter, en ese momento él mandaba una foto de un modelo que no era él, con el torso descubierto e iniciaba una conversación un poco subida de tono con la esperanza de que la chica le mandase alguna foto también un poco subida de tono. Si la chica no accedía, la cosa se quedaba así a ver si picaba el anzuelo, si lo picaba y mandaba la foto, empezaba un acoso en el cual extorsionaba a la chica en cuestión, a cambio de no publicar la foto que le había mandado por mensaje privado en Twitter.
Yo, como soy chico, nunca tuve ese problema y desconozco si sucedía así. Por lo menos a mi nunca me envió la citada foto 😂😂.
Lo único que dije en ese momento, que yo no era juez, que yo no tenía pruebas ni incriminatorias ni exculpatorias de lo que se estaba diciendo y no estaba dispuesto a condenar a alguien que desconocía de su inocencia o culpabilidad. Creo firmemente en el principio de in dubio pro reo, el cual afirma que si hay dudas de la culpabilidad se es inocente.
Hubo sus más y sus menos, así como había mujeres que salían en tromba afirmando que era verdad, también las hubo que salieron afirmando que era mentira, que eran unas de las supuestas acosadas y que ellas en ningún momento se sintieron así, que tergiversaron sus palabras. Hubo mucho acoso psicológico a través de Twitter para hacer caer a este perfil, hasta llegar al punto de que había personas que directamente borraron su perfil en esa red social hartas de las exigencias de los que promovían la culpabilidad del citado, el cual de entre todos los que había metidos en el ajo, era el más prominente y el que más destacaba.
Salió el modelo de las fotos y se filtró la noticia a la prensa, solamente con eso aumentó la presión para denunciar al perfil, ya que afirmaban que al salir por prensa la noticia era verdadera, desconocía yo que los periodistas, aparte de periodistas, fuesen también jueces y que por aparecer una noticia en prensa, esto la convierte en autentica e indiscutible.
Hasta que se puso la denuncia un día 19 de Noviembre de 2015, muchos se alegraron de lo sucedido, otros no tanto, yo simplemente me dedicaba a mirar y esperar nuevas noticias, las cuales parecían nunca llegar.
Como soy una persona que le gusta llevarse bien con todos, pues la verdad que me hablaba con unos y con otros y claro, al conocer las andanzas de todos ellos la pregunta estaba clara, si había novedades, a lo que la respuesta siempre era la misma, que estaban esperando, por parte de los que le habían denunciado, por parte del citado, lo que me supo realmente mal fue que en las comunicaciones que tuvo conmigo siguió manteniendo la mentira, afirmaba llamarse como el modelo cuando no era cierto, quiero creer que era más por miedo o por vergüenza que por intentar seguir engañando.
La verdad es que parte de la historia que contaron para hacerle caer era cierta, pero claro, no porque una parte sea cierta tiene que ser todo lo que se cuenta cierto, ya que se establece una falacia ilógica que no tiene que ver con la realidad. El tener pruebas de unas cosas, convierte a esas acusaciones en verdaderas pero el no tener pruebas de otras cosas que se entremezclaban con las que si eran ciertas no las convertían en necesariamente verdaderas y ahí fue donde yo no quise creerlo todo, solo creí lo que vi, nada más.
Y esperando me he quedado hasta casi 4 años después, con este señor al que Twitter al final le cerró la cuenta por incitar al odio y no por las supuestas extorsiones, entre las que decían que habían menores de edad como extorsionadas y sabiendo que no había entrado en prisión ya que a día de hoy tengo su contacto tanto en WhatsApp como en Telegram y veo que está activo, dudo mucho que lo dejen mensajearse desde Alcalá Meco.
¿Qué debió pasar? La cosa está clara, hubo quien intentó derrocarlo de su posición predominante, que se había ganado por sí mismo, nadie le había regalado nada, pero claro, ser el último que llegas a un grupo y en ese pequeño tiempo convertirte en el líder del mismo, genera primero envidias y después a un rey destronado que intentará por todos los medios recuperar su trono. Lo que pasó es que eso también salió mal, hubo dos que estaban detrás del destronado que en un principio eran casi groupies del citado, que le pasaron por delante al destronado y al final solo uno se alzó con el trono de este grupo una vez caído el citado Verdadoso Compulsivo.
Como conclusión de toda esta historia, es la afirmación que un día oí en un partido político, que el verdadero enemigo no era el partido oponente (PP-PSOE), no, el verdadero enemigo está dentro del mismo partido, que es aquel que te intentará hacer caer para subir él y ocupar tu puesto, lo que viene siendo un “quítate tú para ponerme yo” y esta es la historia que aquí sucedió. A día de hoy el grupo por lo que tengo entendido se ha disgregado en muchos más pequeños y que cada uno sigue con sus quehaceres, luchando por sus sueños y sus metas, así que mis queridos amigos, no os metáis en política, solo trae problemas, a no ser que queráis dedicaros profesionalmente a ella, eso ya es otro cantar.

Sin más me despido de todos vosotros hasta la próxima entrada y si os gusta lo que leéis, por favor, suscribíos, compartid y difundid por vuestras redes sociales. ¡¡Hasta luego!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido a
https://www.gabiadegrills.com

Salud cerebral y el deporte

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jos...