martes, 10 de diciembre de 2019

Meritocracia


Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose y hoy vamos a hablar de un meme que me encontré por Facebook el otro día.
El meme es el siguiente y habla sobre la meritocracia, en el cual afirma que no existe.

meme-meritocracia

Empecemos por el principio, y este es definir qué es la meritocracia.

Según la Wikipedia, la meritocracia es una forma de gobierno basada en el mérito (los mejores), y en términos más generales, se refiere a la discriminación positiva por méritos. Las posiciones jerárquicas son conquistadas con base en el mérito y hay un predominio de valores asociados a la capacidad individual o al espíritu competitivo, tales como, por ejemplo, la excelencia en la educación o deportes.
Según la RAE, la meritocracia es un sistema de gobierno en que los puestos de responsabilidad se adjudican en función de los méritos personales.
Ahora, una vez definido y entendido que la meritocracia es digamos una discriminación positiva relacionada con los méritos conseguidos en base a trabajo, esfuerzo y dedicación en el área que cada uno de nosotros habitamos, hemos de mirar el meme.
En el cual habla de básicamente, el momento del nacimiento de cada uno a la hora de explicar que la meritocracia no existe por diversos motivos, como catástrofes naturales, presencia de conflictos armados y la presencia de una precaria economía.
El cartelito, por llamarlo de alguna manera, no es más que un panfleto sentimentalista que apela a falacias argumentum ad pasiones para venir a decir que la meritocracia no existe, ya que tu no eliges tu lugar de nacimiento, y vaya, eso es lo único en lo que tiene razón el cartelito, no elegimos donde nacemos, y eso es verdad, simplemente nacemos pero es a partir de aquí donde empieza la cultura de premio y del esfuerzo en cada uno de nosotros.
La presencia de conflictos armados, de hambrunas o de catástrofes naturales no hace más que avivar nuestro intelecto a la hora de aprender a salir adelante en estas situaciones ya de por sí mismas, miserables, simplemente haciéndonos mejores porque hemos tenido que mejorar para poder mejorar nuestra vida. Pero incluso en presencia de estas adversidades, estas nunca han sido pretexto para los auténticos triunfadores para no desarrollar todo el potencial que llevaban dentro y paso a detallaros algunos ejemplos.
El primero de ellos lo tenemos muy cerca, es español y se llama Amancio Ortega, fundador de Zara e Inditex, nació en 1936 (¿Os suena? Si, el año que estalló la guerra civil, tras la cual hubo muchos años de penurias y hambruna) el cual tenía a su padre que era funcionario de estaciones de ferrocarril. Pasó su infancia en el País Vasco y con unos 12 años se mudó a Galicia, donde se estableció y con su primera mujer fundó Zara e Inditex, empezó a trabajar con apenas 14 años en tiendas de modistas donde aprendió todos los secretos del sector textil. Así que la premisa de la economía precaria y del conflicto armado, como que se desmontan por sí mismos.
Después, mirando un poco más lejos donde las hambrunas, penurias económicas y conflictos armados se han cebado especialmente con la población y donde incluso han tenido que soportar algún que otro desastre natural, encontramos muchas personas que a día de hoy son fácilmente reconocibles, si bien no tanto por el sector económico si por el sector político. Primero que nada citaría al gran Nelson Mandela, vaya, ¿sabíais que no pudo acudir mucho al colegio porque con 9 años murió su padre y tuvo que pasar a cuidar a un primo suyo?
También podemos encontrar a Miriam Makeba, a Patrice Lumumba, a Kwame Krrumah, Wole Soyinka, Nzinga Mbandi, y un largo etcétera.
Todos o casi todos, con unos principios muy pobres con escasísimos recursos económicos, todos con educaciones precarias, en países que directamente eran colonias donde eran explotados por sus urbes, con fuertes impuestos represores y con violencia por parte del estado ya que defendía este imperialismo predominante, en casi todos ellos se desmontan todas y cada una de las premisas falaces en las que se fundamenta el cartelito.
Así que, mis queridos amigos, puedo afirmar y afirmo que la meritocracia si existe, que si bien llegar a ser alguien reconocible a nivel mundial es algo harto difícil, no exento además de tener contacto al más alto nivel y de hacer uso de la política tal y como la conocemos hoy en día, de lo que trata la meritocracia es de la realización personal, la superación humana y la consecución de una mejor calidad de vida para uno mismo y para sus allegados.
Sin más me despido de todos vosotros hasta la próxima entrada y si os gusta lo que leéis, por favor, suscribíos, compartid y difundid por vuestras redes sociales. ¡¡Hasta luego!!



¡¡Suscribete a mi blog!!













2 comentarios:

Bienvenido a
https://www.gabiadegrills.com

La zorra y los racimos de uva

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose ...