martes, 14 de enero de 2020

El águila y la flecha


Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose y hoy traigo otra fábula sobre un águila.
Cuenta el cuento que en un día de estos cualquiera, daba igual que fuese lunes o sábado, estaba un águila en lo alto de un peñasco, sobre una cima oteando el llano lleno de campos para ver si alguna liebre saltaba de la madriguera con tal de llenar su panza  con alimento.
Y eso mismo es lo que buscaba también el águila, llenar su panza con una liebre que poder llevarse a la boca con tal de saciar su hambre.
Pasaban las horas y ninguna liebre aparecía por los campos y el águila se impacientaba, a lo que llegó un cazador, pero este no usaba escopeta como todos estamos muy acostumbrados en los días actuales a imaginar, este era de tiempo ancestro y usaba, como se usaba por aquellos tiempos, flechas, flechas hechas a mano con materiales nobles.


el-águila-y-la-flecha

Como decía, llegó el cazador y observando el terreno, vio al águila, al verla supo que si llegaba a cazar alguna liebre, el águila más rápida que él, se la arrebataría y no podría disfrutar de su codiciada presa, a lo que el cazador pensó en eliminar a la competencia de la ecuación e ideó la forma de acercarse lo máximo posible al águila con tal de eliminarla y que no hubiese ningún depredador más en el llano en busca de liebres.
Así lo hizo y acercándose lo máximo posible a su rival, le lanzó una flecha, la cual atravesó el cuerpo del águila haciendo que esta cayese de lo alto del peñasco donde se encontraba. Mientras caía el águila vio la flecha que le estaba arrebatando la vida y observó que las plumas con las que estaba construida eran plumas de águila y desconsolada se quedó cuando observó que era con sus propias armas con lo que le habían derrotado.
A modo de anécdota personal, que he observado muchas veces por parte de algunos “influencers” de tipo político, viene a ser lo mismo cuando, por una opinión que no entra en el esquema del relato “oficial” de su cuerda ideológica, sus propios seguidores se convierten en “haters” y se dedican a criticarlo e insultarlo. Muchos “influencers” han pasado con esto y esto básicamente sucede porque esperan demasiado de los demás, cuanto menos esperes de los demás, más feliz vivirás contigo mismo y menos traicionado te sentirás.
Sin más me despido de todos vosotros hasta la próxima entrada y si os gusta lo que leéis, por favor, suscribíos, compartid y difundid por vuestras redes sociales. ¡¡Hasta luego!!


¡¡Suscribete a mi blog!!














2 comentarios:

  1. Excelente mensaje que triste como terminó el águila. Yo las amo por su imponente majestuosidad. Yo te agregaría que en tu cuento nos deja una moraleja " que si nos sentimos amenazados, volemos hacia otro destino, es mejor retirarse a tiempo que ser malherido por alguien más fuerte que tu,pero no tan majestuoso ni imponente como tu( un águila es libre) " Saludos desde Venezuela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario y si, tienes toda la razón, muchas veces, y en eso tiene mucha razón el refranero español que estoy seguro que compartimos, dice "una retirada a tiempo siempre es una victoria". Lo dicho, muchas gracias por tu comentario y efusivos abrazos para Venezuela.

      Eliminar

Bienvenido a
https://www.gabiadegrills.com

El algoritmo australiano

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose ...