martes, 4 de febrero de 2020

El águila y los gallos


Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose y hoy traigo otra fábula con moraleja. Espero que os guste.
Cuenta la historia que era una granja donde había un gallinero y claro, había bastantes gallinas y como es normal también había gallo, lo que no era tan normal es que hubiera dos gallos, pues todos sabemos cómo se llevan los machos de esta especie entre ellos, digámoslo de forma fina, no pueden tolerar de ninguna de las maneras que haya otro de su mismo sexo en el mismo terreno, tienen que ser todas las gallinas para él, para él o para nadie, ya sabemos todos cómo se las gastan estos “bichillos”.


águila-capturando-gallo




Pues en un día de esos normales y corrientes en los que el sol sale y se pone a la hora prevista y no sucede ninguna cosa fuera de contexto ni hay ningún imprevista, pues resulta que los dos gallos les dio por pelearse entre ellos por tener el control del gallinero, os podéis imaginar cómo fue la pelea, bueno, ¿qué puedo decir? Cuando hay personas que directamente montan peleas de esos “bichillos” para deleite de alguna que otra persona que dice que le gusta ese “espectáculo”, a mí personalmente, no me gusta, no he ido nunca y no creo que vaya nunca a ver uno de esos “espectáculos”.
Pero a ver, no nos perdamos, los gallos se pelearon y se dieron con todo lo que podían hasta que uno se proclamó vencedor y el otro fue el perdedor, claro, el perdedor tuvo que huir del gallinero porque si no el vencedor le iba a seguir dando de lo lindo, y así fue, el perdedor se fue a una finca cercana a donde estaba el gallinero y se escondió entre unos matojos y unos matorrales.
A todo esto, claro, el vencedor tenía que proclamar su victoria a los cuatro vientos y a pesar de tener alguna que otra herida ya que en las peleas suelen recibir los dos, en contra de lo que algunos cuentan por ahí, pues este gallo se fue al palo más alto de la tapia del gallinero y claro, allí empezó a cantar pavoneándose de su victoria, en un plan de aquí estoy yo y que me quiten lo bailado, ahora todo esto es para mí y nadie me lo va a arrebatar.
En estas cuentas, sin que nuestro amigo se diera cuenta, allá en lo alto pues había planeado y oteando un águila, la cual tenía hambre y estaba buscando algo que echarse al buche, cosa mala esta de pasar hambre, hay que espabilarse como sea, y claro, al ver al gallo allí arriba pensó, acaba de aparecer mi plato fuerte del día y con lo de fuerte no me refiero a la victoria con el otro gallo.
El águila se posicionó en el lugar perfecto y se lanzó en picado, atrapando de lleno al gallo que poco pudo hacer para siquiera defender su vida, se lo llevo el águila y el destino de este gallo pues todos lo podemos imaginar.
A todo esto, en la finca de al lado estaba el otro gallo, escondido entre matorrales y matojos, el cual lo visionó todo, y claro, al ver que el águila se llevaba a su oponente supo, al igual que nosotros, cuál era el destino de este. Bueno, pues que el gallo perdedor, viendo que ya no tenía rival en el gallinero, volvió a este y claro, allí se quedó habiendo aprendido la lección de quien se pavonea de sus éxitos poco tarda en perderlos puesto que siempre hay alguien por encima que estará dispuesto a sobrepasarle.
Sin más me despido de todos vosotros hasta la próxima entrada y si os gusta lo que leéis, por favor, suscribíos, compartid y difundid por vuestras redes sociales. ¡¡Hasta luego!!

¡¡Suscribete a mi blog!!













2 comentarios:

Bienvenido a
https://www.gabiadegrills.com

Evite que le espien el microfono del telefono

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jos...