martes, 18 de febrero de 2020

Manipulación científica


Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose y hoy  quiero hablaros de un tema que trae muchísima controversia pero que estoy bien seguro que existir, existe.
Claro está que en esta ocasión y bajo esta etiqueta ¿Qué es? no os podré traer las definiciones que obran en poder de la Wikipedia y de la Real Academia de la Lengua como viene siendo habitual, pero, porras, es que no existen estas definiciones y realmente es un tema que veo que trae mucha más controversia y mucha más discusión de lo que uno podría pensar en un primer momento.
No nos andemos por las ramas, estoy hablando de aquello que se conoce como manipulación científica, es decir, informes que se publican a los cuatro vientos con datos sesgados o incluso que parten de premisas falaces, y claro, ante esto uno ha de pensar muy bien que es verdad y que es mentira.


esquema-artículo-investigación


Me remontaré unos años atrás, cuando un día, viendo el Discovery Channel, creo recordar que era, me encontré con un documental que no me dejó indiferente, en el mismo se hablaba de la posibilidad de la supervivencia, desde mucho antes que el hombre pisara La Tierra, de un animal acuático que se creía extinto, el Megalodón, el documental narraba una serie de datos que parecían creíbles y según ese documental parecía que habían encontrado algún indicio de la existencia de este antiguo animal, supongo que ancestro de los actuales tiburones, o por lo menos de alguno de ellos.
Estuve un tiempo dándole vueltas, buscando aquí y allá, mirando muchas opiniones y parecía claro, era un invento, si no de Discovery Channel, si del “investigador” que había preparado el documental o por lo menos el informe en el que se basaba el mismo. Por un momento, creí que lo que se afirmaba en dicho documental era cierto y no os voy a engañar, de vez en cuando, cuando recuerdo dicho documental, me asalta alguna que otra duda, más que nada porque tengo entendido que del lecho oceánico solo tenemos estudiado el 10%.
Pero vayamos poniéndonos en materia, tiempo atrás también, pero hace mucho menos, me topé con un artículo de prensa, de estos que se pasan por los grupos de Telegram, la verdad que los adoro, a veces encuentras noticias realmente reveladoras o sorprendentes, que por otros medios mucho más generalistas y masivos no podrías encontrar nunca en la vida, aquello que se llama la manipulación mediática, cosas de la vida señores.
En dicho artículo, se relataba cómo las universidades y dentro de ellas, los investigadores, se afanan en presentar muchos y muchos “papers” que es como ellos llaman a los artículos o informes científicos, para intentar escalar posiciones dentro de su universidad, cuentan que hay investigadores que falsean sus currículos indicando que han trabajado en esta o aquella universidad solamente por darse el pisto y que le pueda caer alguna nueva oportunidad a la hora de ganar prestigio, aparte de escalar posiciones entre sus colegas de profesión, un quítate tú para ponerme yo en toda regla.
Bueno, también explicaban que las universidades entre ellas pugnaban por ocupar puestos preferentes en las publicaciones de ciertas y prestigiosas revistas científicas, se ve que eso es como ascender a los cielos y que con esto obtienen mejores puntuaciones en una especie de liga que mantienen entre ellas a nivel global, que si tal o cual universidad es la primera o la tercera a nivel mundial en p.e. matemáticas.
Ante esto, tanto unos, investigadores, como otros, universidades, lo que hacen es llenar y llenar las redacciones tanto de, universidades en un primer instante que suelen tener su propia publicación, y redacciones de revistas científicas en un segundo instante, con la esperanza de que sea su “paper” o llamémoslo artículo, así en castellano, directamente, el que llame la atención del responsable de la publicación.
Ante esto encontramos como hay investigadores que presentan, por lo que tengo entendido, entre 5 y 6 estudios al año, cuando para ser riguroso en un estudio, este te puede llevar todo un año hacerlo, así que cuando haces entre 5 o 6, algo falla.
Pero prosigamos con el citado artículo de prensa que leí, en el mismo, Xose Carlos Bermejo Barrera, catedrático de la facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Santiago de Compostela decía lo siguiente:
“Las publicaciones son una industria. La investigación científica no depende de la publicación de artículos. En los campos más importantes de investigación científica no se publica. Por ponerte un ejemplo, durante la 2ª Guerra Mundial se dejaron de publicar artículos sobre energía nuclear y esto es porque los dos bandos habían empezado a hacer la bomba”
“A la universidad pública española le cuesta mil millones anuales acceder y publicar en estas revistas científicas. Y esto no tiene nada que ver con patentar una idea, ya que existen sistemas fiables y gratuitos como Arxiv, donde puedes publicar cualquier descubrimiento de forma abierta e inmediata”
Es más, en su libro, La Tentación del Rey Midas, publicado por la editorial Siglo XXI en el 2015, en su capítulo “Papernómics” nos demuestra cómo las grandes empresas farmacéuticas manipulan los artículos de psiquiatría para vender sus productos, y todo esto lo demuestra con datos.
Por otra parte Horace Freeland Judson en su libro The Great Betrayal: Fraud in Sciencie de 2004, nos argumenta que cada año aparecen unos tres millones de artículos científicos, esto, a simple vista puede parecer algo bueno, algo más que bueno, genial por decirlo de alguna manera, pero no, la verdad que para alcanzar este nivel de publicaciones anuales hay que estar, directamente, falseando los resultados y utilizando una mala praxis.
Así como también se cita a Remedios Zafra, ganadora del premio Anagrama de Ensayo con su obra El entusiasmo en 2017, como también se habla de la noticia que saltó en 2014 cuando la periodista del periódico, The Daily Californian, Megan Messerly publicó una investigación sobre una universidad de Arabia Saudí que había estado pagando a investigadores  famosos para que firmasen sus artículos con doble filiación.
Ante estas afirmaciones es normal que uno no se quede de piedra, al contrario, lo normal es que uno empiece a escudriñar en su memoria todo aquello que puede haber cambiado de un tiempo a esta parte. Con respecto a las palabras del catedrático de la universidad de Santiago de Compostela, el cual hablaba de productos relacionados con la psiquiatría, en medicina en general, me hizo saltar una duda más que razonable que había estado guardando en mi interior desde hacía mucho.
Veréis, yo, como todos vosotros, o por lo menos muchos de vosotros, me veo sometido a un análisis sanguíneo anual, debido al trabajo o que el médico de cabecera quiera tener los datos de vuestro estado de salud actualizado, de un tiempo a esta parte siempre me sale el colesterol alto, cuando antes no era así y no era por un aumento de peso ni nada por el estilo, siempre he estado así de rechonchete, y la verdad es que de salud me encuentro genial. Pero es que yo recordaba allá por el 2002 en una analítica que me hicieron me salió el colesterol en 287, el general, bueno, creo que por aquella época no se hablaba ni de colesterol bueno ni de malo, era colesterol y punto.  A lo que el médico me dijo que estaba en el límite pero estaba bien.
De un tiempo a esta parte, aparte de diferencia que si el bueno o el malo, dicen que entre ambos no tienes que sobrepasar los 200, pero claro, no tenía ningún documento ni nada en lo que apoyarme, por lo que me devaneaba los sesos intentando argumentar alguna especie de defensa ante lo que ha sido en los últimos años un decrecimiento de 100 unidades de colesterol en sangre a todas y cada una de las personas que nos hacemos una analítica.
Pero tuve suerte, buscando me encontré con una página web de una asociación médica, la Organización Civil Internacional (España, Argentina, Uruguay) por la transparencia, la integridad y la equidad en las políticas de salud, la asistencia sanitaria y la investigación biomédica.
En dicha página web se hablaba de como, por parte de las farmacéuticas y utilizando estas publicaciones que vienen completamente sesgadas, habían conseguido que la OMS, que muy seguramente está al servicio de estas mismas farmacéuticas, habían modificado los parámetros para diagnosticarte como enfermo de colesterol, hipertensión o diabético. Os adjunto las capturas que he hecho de esta página web.


gráficos-glucosa-colesterol

En esta primera captura de pantalla, se ve cómo identifican que antes el límite de azúcar en sangre de forma saludables era 140 y ahora lo han rebajado a 126, en el colesterol pasa más o menos lo mismo, antes estaba en 240 y ahora está en 200.


gráficos-presión-sistólica-imc

En la segunda captura de pantalla se ve como han rebajado el límite de 160 de tensión alta o sistólica a 140 y han rebajado el Índice de Masa Corporal (IMC) de 27 a 26.
Si os habréis fijado, la curva que hace el gráfico es por el tanto por ciento de población que tiene esos valores en función de azúcar, colesterol, IMC o tensión sistólica. Lo que sí es cierto es que rebajando los parámetros para empezar a medicar gente hace que mucha más gente tenga que comprar esos medicamentos que antes no los necesitaba porque con sus mismos parámetros estaban considerados sanos y como me dijo a mi cierto doctor, anda que la farmacéutica del colesterol se va a hacer rica contigo si una caja de un mes solo cuesta un euro, si, ya, no se va a hacer rica conmigo, pero sí incrementando en un millón de nuevos pacientes que si o si se tienen que tomar las pastillas día a día y cada mes les cuesta 1 Euro. Un millón de pacientes más, a 1 Euro al mes, suponen un Millón de euros más al mes y eso son matemáticas.
Yo, por mi parte, le doy cierta credibilidad a lo que he leído en la página web esta, supongo que estarán en lo cierto, ya que lo que cuentan lo tengo guardado en mi cerebro en forma de recuerdos y encaja bastante bien, que puede que no sea cierto lo que cuentan, puede, pero yo en base a mis recuerdos les dará cierto punto de credibilidad.
Así que mis queridos amigos, al igual que en su día hablé de la manipulación mediática y os pedí que fueseis, no críticos, sino muy críticos con las noticias que leéis a diario, también os pido que seáis muy críticos con los artículos de ciencia que podáis leer, porque puede que todo venga dado a intentar colarnos alguna que otra historia que a día de hoy no logramos vislumbrar.
Sin más me despido de todos vosotros hasta la próxima entrada y si os gusta lo que leéis, por favor, suscribíos, compartid y difundid por vuestras redes sociales. ¡¡Hasta luego!!





¡¡Suscribete a mi blog!!













4 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, la manipulación científica existe. Siempre es una práctica fraudulenta y punible. Uno de los motivos de desconfianza es acudir a la fuente y ver su financiación. Si procede de alguna industria interesada conviene desconfiar. En otras ocasiones procede de pseudocientíficos de segunda o tercera fila que quieren medrar a costa de mentiras. Afortunadamente el método científico se basa en la repetición por equipos distintos que tarde o temprano sacan el fraude a la luz. El documental del megalodón me ha recordado esto otro excelente documental muy alejado en la temática, pero que incide en la manipulación. Se refiere a Mozart y te recomiendo que lo veas hasta el final: https://www. youtube. com/watch?v=Jl5ki1JhPWk
    Tienes mi voto.

    ResponderEliminar
  2. He encontrado muchos ejemplos de manipulación científica en el ámbito de la industria contaminante, los ensayos clínicos y el cambio climático, entre otros. Los negacionistas de la maldad del tabaco pagaron informes "científicos" para continuar su negocio, los negacionistas el cambio climático invierten cientos de millones al año en desinformación mediante supuestos informes "científicos" que calan en muchas personas, pero la ciencia real demuestra que sus falsedades son fácilmente desmontables y demuestran ser interesadas y estar financiadas por la industria. Lamentablemente la manipulación pseudocientífica es real. Tienes mi voto.

    ResponderEliminar

Bienvenido a
https://www.gabiadegrills.com

La zorra y los racimos de uva

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose ...