jueves, 30 de abril de 2020

Obsolescencia programada


Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose y hoy  quiero hablaros de un tema que toqué no hace mucho en la entrada de No tires tu móvil a la basura.
En dicha entrada ponía en relieve un problema que aparece recurrentemente cuando adquirimos un móvil nuevo, pero no quise entrar en el tema de aquello conocido como Obsolescencia Programada, y tal y como lo prometí aquí lo tenéis. Bajo la etiqueta de ¿Qué es? Hoy vamos a hablar de la obsolescencia programada.

Obsolescencia-Programada-00


Es la Obsolescencia Programada según la Wikipedia. Es la determinación o programación del fin de la vida útil de un producto, de modo que, tras un periodo de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa durante la fase de diseño del mismo, este se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible por diversos procedimientos, por ejemplo la falta de repuesto, y haya que comprar otro nuevo que lo sustituya. Su función es generar más ingresos debido a comprar más frecuentes para generar relaciones de adicción (en términos comerciales, fidelización) que redundan en beneficios económicos continuos por periodos de tiempo más largos para empresas y fabricantes. El objetivo de la obsolescencia no es crear productos de calidad, sino exclusivamente el lucro económico, no teniéndose en cuenta las necesidades los consumidores, ni las repercusiones medioambientales en la producción y mucho menos las consecuencias que se generan desde el punto de vista de la acumulación de residuos y la contaminación que conllevan. Esta práctica ha creado un creciente malestar entre los consumidores, por lo que en tiempos recientes, activistas, medios de comunicación, organizaciones e incluso los mismos consumidores y varias empresas están llevando acciones para revertir esta práctica.
Es la Obsolescencia según la enciclopedia que tengo en casa, ya que no recoge la definición compuesta. Calidad o condición de obsolescente. Depreciación de un activo inmovilizado en virtud de la evolución técnica, o depreciación de un equipo industrial por la mejora introducida en el mismo.

vertedero-electrodomésticos

Ya hemos visto que es la obsolescencia programada según sus definiciones, a partir de aquí, creo que a nadie le queda la más mínima duda que la obsolescencia programada existe, tanto es así que hubo una resolución en el Supremo Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el que daba la razón a un usuario en tanto en cuanto no fue informado de la vida útil del dispositivo que compró, antes de haberlo comprado.
Pero hagamos un poco de historia, ya que esto de la Obsolescencia Programada no es algo que se haya creado en las últimas dos semanas o en los últimos dos años, es un tema que viene de bastante más lejos de los que creemos realmente, precisamente en 1924 , sí , el año 24 del siglo pasado, ya se unieron los principales productores de bombillas y acordaron que no fabricarían bombillas de más de 1000 horas de duración, cuando en aquella época, perfectamente se podían fabricar, al mismo costo de producción, bombillas de hasta 2500 horas de duración. Este acuerdo se hizo llamar Cártel Phoebus y todo aquel que no seguía su dictado, sufría sus consecuencias.
Un ejemplo bastante más reciente es de no hace tantos años, seguro que todos vosotros recordáis cómo hará unos 20 años surgió un pequeño dispositivo electrónico multimedia que se hacía llamar IPod, si, el de la manzana mordida, bien, pues este pequeño dispositivo tenía una pequeña pega, tras 18 meses de duración, su batería moría y hubo un par de jóvenes americanos que contactaron con el servicio técnico oficial de Apple que les vino a decir, muy amablemente por supuesto, que más valía que comprasen la nueva y flamante versión del IPod y no reparasen su antiguo dispositivo.
En cuanto a la legislación que se aplica hoy en día aquí en Europa, la ley dice lo siguiente, que se considera a la Obsolescencia Programada No Informada, una práctica comercial desleal, que se basa en actos de engaño y omisiones engañosas. Es por tanto una infracción administrativa el acto de no informar de la vida útil de un producto electrodoméstico. Y aquí mis queridos amigos es donde viene el quid de la cuestión, porque cuando hablamos de Obsolescencia programada siempre nos vienen a la mente los móviles, las tabletas y los ordenadores, pero esto es un poco más amplio, ¡que caray! Es mucho más amplio, esto afecta a lavadoras, neveras, vitrocerámicas, hornos, incluso bombillas como citaba anteriormente en el caso de Cártel Phoebus. Entonces, a partir de 2021, ya veremos qué pasa después del COVID 19, se tiene previsto implantar una nueva normativa en todo el territorio Europeo, que básicamente viene a decir que todo electrodoméstico tiene que tener recambios durante al menos 10 años desde el momento de la compra, ya que se pretende que los electrodomésticos sean más fáciles de reparar ya que hay muchos electrodomésticos relativamente nuevos en los vertederos que se tiran porque es mucho más económico comprar uno nuevo que reparar el antiguo y aquí es donde entraría el costo de pagar a un especialista, más su desplazamiento, más el tiempo que pasaría el electrodoméstico averiado a la espera que dicho especialista reciba las piezas de recambio y que cuando se hayan cambiado, el electrodoméstico no rechace las piezas por incompatibilidad de hardware y produzca una avería total, lo que supondría una pérdida total de dinero y tiempo por un electrodoméstico recién reparado que no sirve para nada.

vertedero-pequeño-electrodomestico

Y esta medida se toma porque según encuestas que se manejan en el seno de la Unión Europea, el 80% de las personas prefiere reparar los electrodomésticos a un 20% que prefiere reemplazarlos. En otra termino de cosas, el 90% de los compradores quieres saber cuál es la vida útil de cada electrodoméstico que tienen en casa, ya que afirman no haber sido informados.
Pero esta nueva normativa flaquea por el punto más débil y más cotidiano que conocemos todos, por todos es sabia y no es que lo afirmemos los ciudadanos de a pie, sino también las asociaciones de consumidores, que los móviles, las tabletas y los ordenadores son los electrodomésticos que más problemas dan, pues para este tipo de dispositivos no se aplicará la nueva normativa, quedando huérfano este segmento de los electrodomésticos que al fin y al cabo, son los más demandados y usados a día de hoy.
Por citarlas rápidamente existen varios tipos de obsolescencia:
  • Obsolescencia programada propiamente dicha que es la previsión de vida reducida del aparato o la inclusión de lo que yo llamo el chip de autodestrucción.
  • Obsolescencia indirecta que es cuando es imposible reparar el aparato bien sea porque no hay piezas de recambio o porque es imposible reemplazar la pieza defectuosa.
  • Obsolescencia funcional por defecto, que es cuando falla un componente y falla todo el aparato.
  • Obsolescencia por incompatibilidad, que es cuando un programa se vuelve incompatible con el nuevo sistema operativo, los que tenemos juegos de hace algunos años ya sabemos a los que nos referimos, que nos toca montar máquinas virtuales para seguir usando esos juegos o programas.
  • Obsolescencia psicología. Esta es la más efectiva de todas, por citar dos marcas citaré a Samsung y a Apple, que cada año presentan nuevos dispositivos, y entre ellos solo hay leves mejoras, y hacen creer a los compradores que el nuevo es lo mejor que existe y el anterior, pues que directamente ya no vale la pena, es anticuado y no tiene ya remedio.
  • Obsolescencia estética, se da mucho en el mundo de la moda y ya no tanto de un año a otro sino en temporadas dentro del mismo año. Aunque últimamente se está danto este tipo también en los móviles con la inclusión de las cámaras frontales dentro de las pantallas así como los FingerPrint.
  • Y bastantes más mis amigos como son las de notificación, de caducidad y ecológicas, tantas, que la lista podría ser interminable.

En cuanto a la vida útil de las baterías, me vais a permitir un breve inciso, esto lo aprendí de un canal de YouTube de un señor que se dedica a hablar de coches, está bastante versado en el tema y en unos cuantos videos habló como era bastante habitual de los coches eléctricos y la problemáticas de las baterías, que son de litio al igual de las de los móviles, este señor, después de hablar con bastantes técnicos concluyó lo siguiente. Que el baremo de carga y descarga de la batería debe ser el siguiente, cargar cuando esté en torno al 20% y dejar de cargar cuando llegue al 80%, y una vez al mes o cada dos meses realizar una descarga completa y una carga completa para calibrar de nuevo la batería. Yo lo he probado y la verdad que me ha ido bastante bien. A partir de aquí, que cada uno haga lo que quiera, pero tengo la impresión que cargando y descargando así la batería se degrada bastante menos que dejando a 0 el nivel de batería antes de volver a cargar y dejar toda la noche el móvil cargando.
Sin más me despido de todos vosotros hasta la próxima entrada y si os gusta lo que leéis, por favor, suscribíos, compartid y difundid por vuestras redes sociales. ¡¡Hasta luego!!



¡¡Suscribete a mi blog!!














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido a
https://www.gabiadegrills.com

Lista de plantas medicinales

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy J...