jueves, 25 de junio de 2020

Hiperhidrosis: sudor excesivo

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose y hoy  os traigo otro tema en la categoría de Cosas de la Vida.
Hoy quiero hablaros de un problema que tienen muchas más personas de las que imaginamos y en contra de la creencia preestablecida, son personas, la mayoría de ellas, que sufre en silencio y con gran estrés aquello que les va sucediendo a lo largo de cualquier jornada, en las acciones más normales, no ya porque no puedan evitarlo, sino porque su propia reacción interna de intentar aquello que sucede, no suceda, les provoca también, mas estrés.
Estoy hablando de una enfermedad ya que allá donde he mirado para informarme lo catalogan así, la enfermedad de la hiperhidrosis aquello que conocemos como sudor excesivo, el cual suele producirse en la palma de las manos, en la planta de los pies, en la zona axilar del cuerpo y en la cara, entremezclada con aquello que conocemos como rubor facial, vamos, aquello que te pones rojo, suelen ir de la mano.
Hiperhidrosis palmar
De Hans-Christian Wichert - Hans-Christian Wichert, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=23991005



Y es que mirando aquí y allá, he encontrado varias definiciones, pero todas vienen a decir que es una enfermedad que provoca una sudoración excesiva de forma general o localizada, es decir, para decirlo como toca diremos que es una enfermedad caracterizadas por una excesiva producción de sudor ecrino en uno o varios niveles del cuerpo, de forma crónica, la cual condiciona las relaciones personas y las actividades sociales, este exceso de sudoración se produce por un fallo en el sistema nervioso simpático, haciendo este fallo que el cuerpo, produzca, de forma excesiva, mucho más sudor del necesario para la normal regulación de la temperatura corporal.
Esta enfermedad da inicio tanto en la infancia como en la pubertad, tiene un componente hereditario ya que el 40% de los afectados tiene un familiar con el que comparte enfermedad, dura toda la vida si no se le pone tratamiento, que existir existe,  y se ha calculado que el 3% de la población padece la conocida hiperhidrosis primaria, la cual afecta por igual tanto a hombres como a mujeres.
Anteriormente he citado los diferentes tipos de hiperhidrosis que son la palmar, la plantar, la axilar y la facial
Según su origen puede ser Primaria, la cual simplemente la tienes, no hay ninguna explicación clínica para que se haya desarrollado dicha enfermedad o puede ser Secundaria, la cual se origina por fallos en la glándula tiroidea, en la pituitaria, infecciones varias, diabetes mellitus, tumores, menopausia o algunos medicamentes, como vemos aquí, la primaria puede ser directamente porque tienes un pequeño fallo en el sistema  nervioso simpático o por herencia genética y la Secundaria puede venir dada por cualquiera de esos problemas y como respuesta corporal para intentar expulsar también mediante el sudor la sustancia anómala o toxica que tienes dentro del cuerpo.
Según su intensidad puede ser severa o moderada, hay tablas que calculan tanto el nivel de ausencia como severa hiperhidrosis pasando por toda la escala de niveles moderados de la misma.
Existen varios tratamientos clínicos que ayudan a mitigar esta enfermedad y ahora paso a detallároslos.
Solución de cloruro de aluminio, lo que vienen a ser los desodorantes, pero dentro de estos los que conocemos como antitranspirantes, corre una leyenda negra acerca de ellos, que dice que provocan cáncer, aunque no hay, a día hoy, ninguna evidencia científica a tal respecto, esperemos que se vayan presentando informes independientes de corroboren o rechacen tal afirmación.
Iontoforesis, este tratamiento se basa en pequeñas descargas eléctricas en la piel que queman parcialmente las glándulas sudoríparas, impidiendo que produzcan un exceso de sudor.
Por Botox, si amigos, el Botox también sirve para que las glándulas sudoríparas se bloqueen, aunque es un tratamiento incomodo, se tiene que inyectar entre 2 y 6 meses, aparte de lo costoso y doloroso del mismo y por no hablar que en un momento dado puedas generar una intolerancia al producto en sí, produciendo una alergia que nos acarrearía un montón de complicaciones.
Simpatectomía, este tratamiento se basa en una pequeña intervención quirúrgica, si amigos, se trata de una operación llevada a cabo por un cirujano del tórax en la cual se provoca una pequeña incisión de más o menos un centímetro en la zona axial del cuerpo, por donde introducen una cánula que lleva un pequeño cable con un pequeño electrodo en la punta con el que quemar o cortocircuitar la parte del tronco simpático que induce el fallo que provoca la hiperhidrosis, esta técnica si sale bien es de lo mejor que hay pero si sale mal tiene un montón de efectos secundarios.
Medicamentos, así en general, que lo que provocan es una sequedad en el cuerpo, así que al igual que resecan el sudor, también pueden resecar la boca o los ojos así como también provocan otros efectos secundarios no deseados, estos medicamentos solamente son accesibles por prescripción médica y por lo que tengo entendido, los médicos no son muy amigos de recetarlos ya que incluso ellos prefieren que probemos antes algún que otro remedio natural o como se decía antes, de la abuela.
Y a eso es lo que vamos, que buscando por aquí y por allá me he encontrado con cuatro remedios naturales que pueden ayudarnos a combatir la hiperhidrosis, si bien no es un remedio definitivo sí que es algo que día a día puede ayudarnos a sentirnos más secos allá donde sudamos en exceso y en consecuencia más seguros con nosotros mismos.
El primero es la infusión de salvia, se sabe que la salvia regula la sudoración y los niveles hormonales por lo que si cae alguna que otra infusión al día o varias de ellas, pues no estaría mal, lo único, que te tiene que gustar la infusión en cuestión
El segundo son los suplementos de magnesio y suplementos vitamínicos del grupo B, que se pueden añadir a la dieta diaria juntamente con las infusiones, se ha comprobado que hay a quien le funciona a la hora de combatir la hiperhidrosis.
El tercero es la pasta de bicarbonato, consiste en amasar bicarbonato con jugo de limón o agua. Una vez amasado se pone en la zona donde padecemos hiperhidrosis y lo dejamos unos 10 minutos, con esto conseguimos taponar parcialmente las glándulas sudoríparas.
El cuarto es la piedra de alumbre, esta es una alternativa a la pasta de bicarbonato, por si te da asco ponértela sobre la piel, con dicha piedra frotamos la parte afectada de hiperhidrosis y esta, al desprender potasio de aluminio que tiene características antitranspirantes, conseguimos sudar menos en esa zona.
Ni que decir tiene que si usas la pasta de bicarbonato como la piedra de alumbre, no te olvides de darte una buena ducha  por la noche antes de acostarte, es interesante tener los poros abiertos para que la piel esté en correcto estado toda la noche.
Sin más me despido de todos vosotros hasta la próxima entrada y si os gusta lo que leéis, por favor, suscribíos, compartid y difundid por vuestras redes sociales. ¡¡Hasta luego!!

¡¡Suscribete a mi blog!!














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido a
https://www.gabiadegrills.com

Visita el Santuario de Balma

Buenos días a todos y sed bienvenidos a Gàbia de Grills. Un lugar donde damos un relato más bien diferente de todo lo que pasa. Yo soy Jose...