jueves, 25 de febrero de 2021

Los actos de Pablo Hasél y sus consecuencias.

 

Todos conocemos el dicho que afirma que toda acción tiene una reacción o una consecuencia, pocos sabemos que, sin saberlo, estamos enunciando la tercera ley de Newton sobre física, aunque en esta ocasión este dicho o saber popular, poco tiene que ver con la física y si con las cosas que van sucediendo en el pasar de los días.

Todos conocemos a día de hoy quien es Pablo Hasél, sabemos de él que es un rapero con más o menos estilo según si te gusta más o menos su música y era más o menos acolito de sus creencias políticas, aquí no vamos a juzgar eso, para gustos, colores. Su nombre real es Pablo Rivadulla Duró, nació en Lleida en 1988 y tiene 32 años.

El tema que abordamos hoy son las sonoras protestas por el encarcelamiento de este chaval que muchos medios de comunicación se han apresurado a afirmar que lo encarcelan por sus opiniones con respecto a la corona y ahí debemos detenernos y mirar que hay de cierto y que no a ese respecto. Veamos así a grandes rasgos lo que ha hecho Pablo en los últimos años, quizá así seamos capaces de entender lo que está pasando con él.

Manifestación a favor de Pablo Hasel
De Christoph Pleininger - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=100016027



En 2014 la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó a dos años de cárcel a Pablo por enaltecimiento del terrorismo, esta sentencia se tornó firme en 2015 por parte de su ratificación en el Tribunal Supremo, aunque no entraría en la cárcel e incluso la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional estimó en 2019 que si en un plazo de tres años no había reincidencia, anularía la sentencia o por lo menos no se llevaría a cabo, pero es que hay más.

En 2016 es condenado a 6 meses de prisión y una multa por agredir y rociar con un líquido de limpieza a un periodista, esta sentencia aún no es firme.

En 2017 es condenado a pagar una multa de 540 euros a Ángel Ros, alcalde del PSC de Lleida por un delito leve de falta de respeto al citado anteriormente.

En 2019 es juzgado nuevamente por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona y a otras instituciones del estado y resulta condenado a dos años de prisión, pena que se verá reducida a 9 meses tras un recurso. Las multas son las siguientes, por injurias a la corona se le condena al pago de una multa durante 12 meses de 30 euros diarios y por injurias a otras instituciones del estado se le condena a otra multa durante 15 meses de 30 euros diarios. Tras esta condena, recurre al Tribunal Constitucional quien desestima la apelación en noviembre de 2020, lo que la convierte en firme.

Pero es que la cosa no acaba aquí, en el presente año, el día 16 de Febrero es detenido en la universidad de Lleida tras pasar unas 24 horas encerrado allí para que no lo detuviesen, a los dos días de ser detenido, el 18 de Febrero es condenado a otros dos años y medio de prisión en la Audiencia Provincial de Lleida por amenazas a un testigo.


Pablo Hasel
De NikoneCons - Esta imagen ha sido extraída del archivo: Pablo Hasél relata su detención e impresiones 12.jpg, CC BY 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=37743553


         Hay una cosa que está clara después de ver todos los casos que tiene y ha tenido abiertos este chico con la justicia, lo de las injurias a la corona creo que es el menor de los males, a este chico se le ha encarcelado debido a las numerosas condenas que tiene acumuladas, lo de que lo meten en la cárcel por una canción o por unos tweets, pues como que no, la agresión y la apología del terrorismo no debería ser parte de ningún discurso por muy permisivo que se pueda llegar a ser. El porque es así creo que es por una conducta en la que intenta distanciarse tanto de su padre como de su abuelo, que por decirlo de alguna manera son todo lo contrario a él, Pablo en sí mismo se siente muy progresista pero como su ascendencia es como es y ahora la relataré, intenta en vano demostrar ser el más progre entre los progres, lo que le lleva a tener una conducta casi antisocial con dificultad de control sobre la propia ira y eso es malo, ve de donde viene y desea no venir de ahí y es que parece que nadie le ha explicado nunca que si bien los padres no son responsables de los actos de sus hijos, los hijos tampoco lo son de los actos de sus padres y aún menos de sus abuelos. El padre de Pablo es Ignacio Rivadulla, antiguo presidente de la U. E. Lleida de 2007 a 2010, fue juzgado junto con Tatxo Benet por la deuda de 10 millones de quiebra; el abuelo fue Andres Rivadulla, uno de los tenientes más sonados por su lucha sin cuartel contra los maquis en el Valle de Aran en 1944 por parte del ejército de Franco.

Ignacio Rivadulla
https://www.vozpopuli.com/gritos/pablo-hasel-abuelo-franquista-novia.html


Y que ahora vengan un montón de chavales a manifestarse por la libertad de expresión cuando aquí la libertad de expresión es lo que menos se ha puesto en evidencia, estamos hablando de agresiones, estamos hablando de desear que determinados políticos de diversos colores se les asesinase, desear la muerte no es bueno, se mire por donde se mire. Que examinen esos chicos si realmente la libertad de expresión está en juego, yo creo que no, ellos salen libremente a manifestarse y a expresar su opinión de repulsa al encarcelamiento, con una motivación equivocada porque poco conocerán de los motivos que han llevado a Pablo a la cárcel, pero claro, decir que es culpa del rey o de esto o aquello es mucho más fácil que aceptar la realidad tal cual es, Pablo está en la cárcel por sus propias acciones que por desgracia para él, han tenido consecuencias funestas. Por eso, lo que mal anda, mal acaba y sin intención de daros más la paliza me despido hasta la próxima entrada. Nos leemos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido a
https://www.gabiadegrills.com

La patente de las vacunas

       E staba el otro día ojeando el Facebook como hace cualquier hijo de vecino y me encontré con la noticia que la delegación local del p...